LA MEJOR EDUCACIÓN: EL TIEMPO

El verano: momento en el que mis padres nos soltaban a mis hermanos y a mí en nuestra casita de la playa con 3 maravillosos meses por delante para dar rienda suelta a los ramalazos de mi personalidad sin que apenas nadie me controlase.

MARAVILLOSO

La verdadera Belén, la salvaje,la agitanada, la de sin uniforme ni protocolos renacía año tras año para terror de los adultos de la zona.
Un reencuentro con los amigos del verano y la diversión y el caos estaban garantizados. Los vínculos que se creaban durante estos días de sal, arena y sol tenían algo especial, algo mágico.


Días de libertad, locura, aventura y amoríos. Objetivos claramente definidos y nada ni nadie capaz de interponerse.








Aún recuerdo las largas noches de tendera en los mercadillos de la zona vendiendo todo aquello que mis artísticas hermanas creaban para alegría de mi prima y mía pues, gracias a esas monedas ganadas, las ferias de los alrededores estaban a nuestros pies. No sé muy bien qué enseñanza de futuro me habrá aportado esa experiencia pero seguro que una determinante.

Hoy, algunos años más tarde, la palabra verano convierte mi casa en un lugar frenético.
 Me apasiona de tal manera esta época del año que comienzo a volver locos tanto a mis peques como a mi marido. Pues en este momento me rijo por una regla de oro: hay que aprovechar cada instante. Es inviable que llegue septiembre y  pudiésemos tener esa sensación de haber desaprovechado este maravilloso periodo.

La mejor educación: el tiempo.

Tiempo para pasear, tiempo para descubrir, tiempo para crear, tiempo para amar, tiempo para admirar, tiempo para observar, tiempo de amigos, tiempo para demostrar a los niños que sus padres siguen hechos unos toretes ,incluso, tiempo para aburrirse.













DEDICADO A TODOS MIS AMIGOS DE MARINA DE CASARES Y DEL COLE. GRACIAS A VOSOTROS MI INFANCIA FUE EMOCIONANTE Y MARAVILLOSA.

¡FELIZ VERANO AMIGOS!

2 comentarios:

  1. Tu blog es como un soplo de frescura en la cara..... ME ENCANTA!!!!!!!!!!!
    Besos Belén Alvarez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué honor tenerte de lectora Belén Álvarez. ¡Millones de besos!

      Eliminar

2016 © Bois et Lin