¿ESA DE AHÍ ES MAMI?

Hace no muchos días tuve la ocurrencia de mirarme en el retrovisor y no para comprobar si habían logrado, por fin, ocultar todas mis canas en la peluquería. Fue más bien una mirada fortuita, inconsciente. Mis ojos se abrieron de golpe con extrañeza. ¿Quién es esa loca despeinada, con el entrecejo fruncido y cara de mosqueo? Pero... ¿cuándo me había convertido en adulta? Que no madura. Está mal que yo lo diga pero estoy de mejor ver que con veinte ( esos fueron años duros estéticamente hablando).



Madre estresada, al borde de estrellarse en cada curva mientras toma notas en un papel y grita a su hijo que no pique a su hermana, busca modo de desbloquear a la niña maquinadora que un día fue.



Hoy me uno a ellos como una más. Prohibido educar, regañar o dar lecciones magistrales sobre vida y comportamiento. Hoy me fusiono con mis pequeños, les pido que me integren en su mundo y me dejo llevar.

Todavía me río mientras escribo. Por fin recordé a la pequeña vándala que un día fui.



¿Y mis hijos? Todavía veo su mirada de escrutinio y sorpresa cuando me observan de reojo. Sorpresa, admiración y felicidad. Creyeron que su madre era simplemente una mami marimandona y cariñosa al 50%. A ratos marimandona, a ratos cariñosa, así, sin más. Nunca pensaron que su madre podría ser la cabecilla de las locuras más emocionantes en las que se hubiesen visto inmersos jamás, aquellas que sus inocentes cabecitas aún no acertaban a imaginar.


 BANCO ESTILO MEDITERRÁNEO BOIS ET LIN

BANCO ESTILO MEDITERRÁNEO BOIS ET LIN

Y me reí, me reí desencajadamente. Y aprendí, aprendí nuevas directrices.

Eso sí, he de andarme con ojo, no despierte a esa pequeña maquinadora. A estas alturas podría ser peligroso.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

2016 © Bois et Lin