TRANSFORMANDO LA CASITA DEL JARDÍN


El día que finalmente decidí transformar la casita del jardín supe claramente qué estilo le quería dar. Me imaginaba una rústica y a la vez mediterránea cabañita como única espectadora en una explanada de rocas que fundían con el mar. Mentalmente buscaba la fórmula para que uno de los laterales pudiese  ofrecer sombra puesto que evidentemente esa explanada de rocas se encontraba en Ibiza y allí el sol pica de lo lindo ;)

Así que hace unos días tuve la suerte de contar con el entusiasmo de los mejores ayudantes que se pueda tener. Aprovechando el momento nos pusimos manos a la obra.



Tengo que decir que la casita tiene su historia porque, a pesar de ser uno de esos chollos que se encuentran pocas veces en la vida y te hacen sentir el mejor profesional cazagangas de todos los tiempos, la he tenido que pelear, aferrándome a ella y no terminar abandonándola en alguno de nuestros traslados.

Después de pintarla decidimos utilizar dos tipos de cenefas de jardín. Una robusta y de rama oscura para simular la presencia de  rejas en las ventanas y otra de bambú al natural para cubrir el techo.

Y ahí tenéis el resultado... dentro de poco os enseñaremos el interior a ver si os gusta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

2016 © Bois et Lin