NO MÁS RINCONES ABURRIDOS


Cada día estoy más convencida de que poseo un poder sobrehumano. Mis ojos están dotados de una especie de rayos láser capaces de detectar cualquier rinconcito aburrido de una casa, restaurante u otro lugar (me valen colegios, bibliotecas...) . Sí, esa es la clave, mi mirada gira cual robot desgranando cada m2 en busca de rincones sin gracia. Se suelen llevar la palma las paredes solitarias sin un simple cuadro o espejo. Aunque también encuentro espacios que, aunque decorados, te hacen arrugar la naricilla en esa expresión de: "ni fu ni fa".




Mis superpoderes cobran un valor especial en mi propia casa. Puedo estar distraída con el ordenador o viendo la tele y una simple mirada furtiva a una pared blanca y desolada me hace clavar los ojos con mis  rayos láser, claro, y pensar: "¡pero qué soso está eso! ¿no?" Mi cabeza empieza a crear diferentes collages con todas las posibles opciones hasta que esa pared aburrida se convierte en algo alegre y chulo. Se acabaron las narices arrugadas y dejamos paso a las sonrisas sin fin.

Hoy mis ojos han apuntado a dos lugares, hasta ahora, muy aburridos de mi casa ¿os los enseño? veréis que resultado con poquitas cosas. Como base y para darle color y alegría hemos utilizado tanto la mesa auxiliar de madera y hierro como la escalera de palos que podéis encontrar en nuestra tienda on line y  como aderezo plantas, sombreros, cojines y mucho amor.














No hay comentarios:

Publicar un comentario

2016 © Bois et Lin