COMER AL AIRE LIBRE





MOMENTOS FELICES QUE ALIMENTAN EL ALMA Y REJUVENECEN LA MIRADA


Hay ocasiones en las que la felicidad se consigue de una manera tan sencilla y natural que parece un verdadero regalo de la naturaleza.

Existen varias situaciones que consiguen que tenga ese sentimiento y una de ellas es comer al aire libre.

Si además se hace en un entorno natural y con una decoración sencilla e inspiradora para qué pedir más.

Lo que más me gusta de esto es ver cómo pasan las horas contemplando cómo disfrutan pequeños y mayores. 

Empiezo a pensar que nada como el aire puro, una comida sana y sabrosa y el sonido de la naturaleza para enriquecer a niños y no tan niños.

Hoy hemos montado esta maravillosa comida en el campo con nuestra mesa-cama madera y hierro (la podéis ver aquí y aquí) y pensamos dejarla montada hasta el amanecer. 

Merendaremos, cenaremos y recenaremos con velas.

Estáis todos invitados.





NOUS VOUS ATTENDONS

2 comentarios:

2016 © Bois et Lin